Los enclíticos

El español permite el uso de pronombres enclíticos; es decir, aquellos que se ubican al final de infinitivos, gerundios e imperativos afirmativos. Funcionan muy bien para sintetizar muchas cosas (objeto directo e indirecto) en una sola palabra. 

Ejemplos: 
Esa arepa está gigante, está comiéndosela con todas las ganas del mundo. 
He oído que ese libro es bueno, quiero leerlo

¿Esa libreta es tuya? Tráemela.

 

 

 

Andrés Bustamante

Lic. en Lenguas Modernas – Spanish World Institute – Cartagena
http://cartagena.spanishworldinstitute.com/
info@spanishworldinstitute.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Open chat